Julio “Campano”, regresa a los ruedos vestido de oro.

noticia patrocinada

Julio de 1993.

Corrían las fiestas del patrón del pueblo, el Santísimo Cristo de Gracia .

Miércoles 14, el día “grande” de las fiestas y yo con mi correspondiente cabreo, ese verano no hay fiestas, me toca trabajar en Madrid. Además, de representante comercial y todo el día pateando la calle con el calor de esos meses en Madrid y trajeado de arriba abajo, corbata incluida.

Para más inri, torea mi amiguete Julio, yo solía ir más con su hermano Miguel –Luis Miguel Campano– intentando hacer las veces de “mozo de espadas” en algún festival. Mi afición era grande y disfrutaba como un niño, pero ver a “ Julito ” siempre me gusto especialmente, la forma de colocar banderillas, el desparpajo que tenia, y sobre todo que le echaba un par, allá donde fuere.

Llego a casa, rápidamente me desvisto para disfrutar de una ducha fría, mi cuerpo y sobre todo mis pies lo piden a gritos, suena el teléfono -maldita la gracia pienso-, era mi mujer, enseguida la noto nerviosa y alterada en la voz.

- ¿Qué te pasa niña?
- Cari no te asustes, siéntate te tengo que decir una cosa.
- ¡Coño!, no me asustes, y ahí me cayó de golpe la ducha de agua fría que buscaba.
- A Julio le ha cogido un novillo, está muy mal no saben si va a salir, algunos dicen que no llega a Ávila…
Se me quitó el cansancio, el calor, incluso me olvidé del teléfono.

No era justo, un tío que se había jugado la vida en plazas de miedo con ganado más digno de Jurasic Park, que tanto él como la familia ya merecían un poco de suerte y sobre todo ahora que le empezaban a ir bien las cosas, después de todo el trabajo que llevaba a las espaldas, trabajo apoyado siempre por su gran afición al mundo de los toros. ¿Y Ahora qué?

Ahora tengo el gusto de poder hacerle esta entrevista, al mismo chaval con la misma ilusión, la misma sonrisa y la misma fuerza que aquel 14 de julio del 93, con la misma cara de pícaro, eso sí siendo justos teñido por el blanco de los años en su pelo.

¿Qué tal Julio, bienvenido a este periódico?

Muchísimas gracias por atenderme y poder hablar para mis paisanos.

14 de julio de 1993, mucho tiempo ya, ¿Cómo recuerdas esa fecha ahora Julio, el final de algo, o el principio de algo nuevo?

Para mi es el final de un sueño, pero al fondo del túnel había una luz, y al alcanzar esa luz, empiezo de nuevo otra vez con ese sueño.

Lo cierto es que tu pierna quedo echa unos “zorros”, pero aun así tu seguiste toreando hasta tomar la alternativa en Ávila ¿Qué fue más duro la cornada de “Navajero”, o las piedras en el camino para poder llegar donde querías?

Las piedras del camino y las trabas que me pusieron todas las figuras del toreo. Triunfé con ellos y me apartaron del camino.

 

Aun así renqueante, para nada pierdes la cara al toro, Cambias tu rol te haces banderillero y te mueves en diferentes cuadrillas con toreros como Miguel Rodríguez, Mendes o Luis Miguel Encabo. ¿Falta de contratos, tu físico, que te lleva al cambio?

Me llevaron al cambio mis carencias físicas a raíz de la cornada. Es muy duro ver que tus facultades físicas ya no son las mismas y las corridas a las que me llamaban siempre eran las duras y al verme físicamente mermado decidí cambiar el escalafón. Siempre para estar en contacto con el toro.

Pero de veras merece la pena, quiero decir te estabas jugando la vida mermado físicamente, y falta económicamente no te hacia ¿Qué te mueve a seguir?

Mi amor por la profesión, mis ilusiones que seguían intactas, y el hecho de que en el fondo sabía que yo era capaz de triunfar
.

Además te integras en el gremio completamente y se te conoce por tus entrevistas y críticas a varias partes de la fiesta. Aprovecho para preguntarte ¿No crees que hace falta más cooperativismo y claridad en los toros, vamos más que hablen como tú?

Cada uno puede hacer lo que quiera. Yo solamente defiendo la fiesta taurina y si todos remáramos en la misma dirección, las fiestas de los toros cambiarían. En cambio, de esta manera, si cada uno va a lo suyo, la tauromaquia está destinada a tener fecha de caducidad.

¿Y hablar tan claro no puede ser contraproducente para ti?

Sí, pero me es indiferente. Yo defiendo mi verdad.

 

No contento con vestir de plata, en 2013 te haces apoderado. ¿Cuentanos como fue la experiencia?

Apoderé a Luis Miguel Encabo, primero por la amistad que nos une, porque tenemos la misma visión de la tauromaquia y de la fiesta. En resultado, me ofrecieron varias corridas por debajo de los mínimos estipulados, y Encabo, que es un torero digno, prefirió quedarse en casa sentado antes de torear indignamente. Muchas figuras del toreo tendrían que tomar ejemplo de él.

Y mientras por motivos que nada tiene que ver con los toros se cruza en tu vida el Dr. Villalón ¿Qué le dirías a este hombre?

Aparte de los toros, trabajo en la Seguridad del Atlético de Madrid y un día hablando con el Doctor Villalón, Jefe de los Servicios Médicos del Club, le comenté que tenía unos dolores fuertes en la rodilla y que prácticamente no podía correr. Él conocía mi cornada, porque formaba parte del equipo del Doctor Guillén y ellos fueron en el año 1993 los que llevaron toda mi rehabilitación y recuperación. Él se puso manos a la obra, descubriendo que no tenía cartílago en la rodilla. Empezamos un tratamiento nuevo de regeneración de células para poder crear un cartílago. Entre eso y el fisioterapeuta José Manuel Rodríguez, que a su vez es preparador físico, que se ha encargado de los ejercicios de potenciación de masa muscular y equilibrio, a partir del cuarto mes, yo ya podía correr 45 minutos cuando antes era incapaz de correr cinco seguidos. ¿Qué les diría? Que les doy las gracias por haberme devuelto la ilusión al igual que a todo el personal y gente que trabaja en el Vicente Calderón, incluidos mis compañeros de la ‘Puerta 5’, que me apoyaron desde el principio.

Julio con el Dr. Villalón

Ves que tu pierna funciona y lo primero que piensas es en retomar tu carrera como matador. ¿Meditado fríamente?, porque como hablábamos antes, tienes trabajo dentro y fuera del mundo de los toros, tu familia, la edad también puede ser un hándicap. ¿Cuál es el motivo Julio?

Un hombre tiene que perseguir sus sueños y sentirse realizado y si no lo consigues por lo menos lo has intentado y no serás un amargado en tu vida.

Viéndote tan decidido, ¿has planificado algo o tienes ya algo firmado para este año?

Este año voy a torear cuatro o cinco corridas de toros y una docena de festivales. Va a ser un año de rodaje para volver a coger el oficio y verle otra vez la cara al toro y la temporada que viene mi intención es la de volver a torear en Madrid.

Al principio de la entrevista hablábamos de si fue principio o final. ¿Que te parecería vestirte de oro de nuevo, el 14 Julio de 2014 aquí en las fiestas, estarías dispuesto?

Sería una ilusión muy grande volver a torear en Las Navas del Marqués, donde un día derramé mi sangre. Casi me costó la vida y casi se terminó mi historia y por eso me gustaría volver a escribirla desde el mismo lugar donde se interrumpió.

 

¿Entonces has tenido contactos ya con el Excmo. Ayuntamiento para hacerlo, o se han puesto ellos en contacto contigo al saber de tu vuelta?

Antes de comunicar mi reaparición a la prensa, yo personalmente me puse en contacto con el Alcalde Gerardo, quien me deseó mucha suerte y me trasladó al empezar a organizar la feria taurina, la intención de comunicarle al empresario que la organizara su deseo de que contaran con la contratación del torero local. Así que a ver si hay suerte.

Si llega el día y se da el caso, algún brindis especial. No sé, por ti y todo lo trabajado, por el Dr. Villalón, o como quiero adivinar hay alguno más especial guardado.

Habrá un burladero donde estarán los Campanos que ya no están presentes, y en especial, ese toro se lo brindaré a todas las personas que me ayudaron a continuar mi vida y que siempre han confiado en mí.

Muchas gracias por todo Julio, solo me queda decirte que eres todo un ejemplo de luchar por lo que uno quiere y de superación y desearte toda la suerte del mundo en esta nueva etapa de tu vida.

Muchas gracias. Me alegra poder ser considerado como un ejemplo en el que se pueden inspirar los demás y espero poder cumplir en el futuro uno de mis sueños: volver a torear en mi pueblo.

Estoy seguro que ese día por ahí arriba hay una barrera de “Campanos”, felices de verte torear de nuevo.

¡SUERTE MAESTRO!

Mago Blanco

Mago Blanco: Fº Javier Flores Nácar Administrador y Creador del "Grupo Si Estas Estoy y del programa de Radio-Online Sonidos Flamencos. Apasionado del Diseño Web, la música, la originalidad, las personas,, Un amigo si tu lo eres... Si Estas...Estoy...

Cosas de un Pueblo no se hace responsable de los comentarios vertidos en la web. Todo usuario que comente por primera vez pasara por un control de aceptación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies