EL MISTERIO DE LA PARADOJA VITAL y LA SOLEDAD DEL CAMINO VITAL.

noticia patrocinada
Alberto V. Jiménez Muñoz

Alberto V. Jiménez Muñoz

EL MISTERIO DE LA PARADOJA VITAL

Qué es la luz que nos obliga
Bajo el palio del sentir
A dar aquiescencia a vivir
Bajo el sol de su diatriba
En una senda hasta el fin

Por qué nacer en la sombra
De borrarse en un devenir
Por qué no poder fingir
Mi consciencia es quien me nombra
Da entidad en su herir

Mi vicisitud en la alfombra
Y en el tapiz de mi sentir
¿Cuentas habré de rendir?
Pues veo que el mundo zozobra
Vivo ya con mi morir.

14172091_10208684529525039_221509547_n

LA SOLEDAD DEL CAMINO VITAL

Crujir, sólo y acompañado, mas es sólo cuando se desdibuja el hado.

Soledades juntas, en el dolor oriundas. Hados truncados por la fuerza de la necedad, ignorancia y maldad, caminos quebrados, ante la exigua paz.

¿Quién es quién para infligir dolor? ¿Quién es quién?, sino el mal poseyendo voraz, que pretende de herramienta atroz a aquel que sin comprensión ni composición de lugar, satisfaga su egoísmo falaz, utilizando la cruda opresión.

Cosas de un Pueblo no se hace responsable de los comentarios vertidos en la web. Todo usuario que comente por primera vez pasara por un control de aceptación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies