El Portavoz del Grupo Provincial de UPYD, Carlos Moral, solicita al Grupo Municipal de UPYD se retracten de sus declaraciones

Las Navas del Marqués, 29 de marzo de 2019.

 

El Portavoz del Grupo Provincial de UPYD de la Diputación de Ávila, Carlos Moral Herranz, solicita a D. Javier Sastre, portavoz del Partido Cs en Las Navas del Marqués, hasta hace unas semanas portavoz de UPYD, y a los miembros que han formado parte hasta hace unos días del Grupo Municipal de UPYD en el Ayuntamiento, que se retracten de las declaraciones realizadas a raíz de la decisión del Diputado Provincial de la Diputación de Ávila de apoyar la moción de censura en dicha Institución.

El pasado día 27 de marzo, se celebró en la Diputación Provincial de Ávila el pleno en el que se debatió la moción de censura contra el entonces presidente de la Institución, el Sr. Sánchez Cabrera. En la intervención realizada por Carlos Moral defendió ante el pleno de la Corporación que precisamente el partido político al que representa, UPYD, fue pionero en poner en la agenda política la regeneración democrática; en denunciar casos muy graves de corrupción, como fue el caso de las preferentes, el caso BANKIA; en evidenciar la mala práctica política, la denominada “vieja política”, es decir, la de ocupar un cargo político pensando únicamente en el bien personal y no en la Institución a la que se está representando.

El Diputado Provincial manifestó que: Nosotros no vamos a escondernos detrás de ninguna abstención. Nosotros no vamos a mirar para otro lado cuando se está dañando a la Diputación Provincial directamente como institución democrática. Porque es el respeto profundo hacia la Institución y lo que representa lo que hay que preservar por encima de cualquier cargo político. La Diputación Provincial como institución democrática está por encima de toda ideología y de todo proyecto político personal. De hecho, nosotros apoyaríamos esta moción en las mismas circunstancias, si el equipo de gobierno fuese de otro partido político diferente al Partido Popular. Es una cuestión de saber estar y de respeto institucional”.

El Pleno finalizó como estaba previsto con la destitución del Sr. Sánchez Cabrera como Presidente Provincial y el nombramiento de D. Carlos García como nuevo Presidente de la Corporación. La moción fue aprobada por 12 diputados del Partido Popular, el Diputado de UPYD y se abstuvieron 11 diputados. Votando únicamente 1 diputado en contra de la misma, lo que evidencia que el Sr. Sánchez Cabrera no sólo no contaba con la confianza de los Diputados que le plantearon la moción, sino que 11 diputados no le demostraron su confianza.

El Diputado de UPYD, Carlos Moral fue tajante al declarar ante todos los Diputados y Diputadas Provinciales y ante el numeroso público asistente a dicho Pleno: Quiero dejar muy claro que no voy a presentarme bajo las siglas del Partido Popular en las próximas elecciones municipales. Quiero dejar muy claro que podría abstenerme o votar en contra hoy en este Pleno, porque eso es lo fácil, pero el código deontológico que corresponde a mi cargo, me hace responsable de avalar comportamientos éticos y avalar el respeto institucional e impedir que se utilice a esta Institución cómo un elemento más en el juego político”

En relación a la manifestación de Carlos Moral de solicitar la rectificación de diversas declaraciones aparecidas en un medio local, así como en varias redes sociales, el Diputado Provincial ha manifestado que: “Cuando no se tienen argumentos políticos y existe un claro desconocimiento del funcionamiento de las instituciones públicas, se realizan ataques personales ruines y carentes de respeto. El escribir frases como “espero que le aprovechen las 30 monedas de plata”, o hacer declaraciones del tipo “desconocemos el presunto pago político o económico que pueda recoger de este apoyo” evidencian un ataque personal claro, buscando el desprestigio fácil y absurdo, de quiénes hasta hace unas semanas decían ser mis compañeros de Grupo Municipal.  Yo no hice ninguna declaración ofensiva hacia ellos a la hora de decirles que no quería seguir caminando a su lado en política, porque evidentemente no entendemos la política del mismo modo. No me he ido ni de UPYD ni del Grupo Municipal. Únicamente declaré públicamente mi intención evidente de no ejercer política con este grupo de personas y terminaré de manera responsable la legislatura con las siglas de UPYD”.

El Diputado de UPYD ha sido contundente a la hora de manifestar que: “Respeto el camino que elija cualquiera en política. Yo no les he pedido su dimisión sabiendo que se iban a pasar a otro partido político y tampoco me informaron de su decisión de dimitir como concejales del Ayuntamiento de Las Navas, y sé por qué lo hacen. Lo que sí que tengo muy claro es que el apoyo de la moción de censura no ha sido una decisión fácil, pero desde luego yo no iba a mirar hacia otro lado cuando el comportamiento del ex Presidente estaba dañando claramente a la Diputación y estaba utilizando los medios materiales y humanos que le proporcionaba la Institución para beneficio político personal. No voy a dudar en ejercer cualquier tipo de acción legal a quién realice cualquier acusación falsa, infundada o dañina hacia mí referente a este tema.  No todos estamos en política a cambio de algo”.

Mago Blanco

Mago Blanco: Fº Javier Flores Nácar Administrador y Creador del "Grupo Si Estas Estoy y del programa de Radio-Online Sonidos Flamencos. Apasionado del Diseño Web, la música, la originalidad, las personas,, Un amigo si tu lo eres... Si Estas...Estoy...

Cosas de un Pueblo no se hace responsable de los comentarios vertidos en la web. Todo usuario que comente por primera vez pasara por un control de aceptación.

1 Comentario

  1. Leeme con atencion dice:

    Apuntes sobre la segunda moción de censura en la Diputación de Ávila
    En el pleno extraordinario de la moción de censura de la Diputación, Juan Pablo Martín, portavoz del PP, intentó aclararlo en la parte final de su alocución: confunde y tergiversa quien busque paralelismos entre esta moción de censura y la debatida en abril de 1993.
    “Ahora se trata de que la Diputación recupere la dignidad”, advirtió. La pregunta que ha quedado en el aire es: ¿qué se pretendió hace 26 años? Y es que la moción de censura de entonces sobrevoló el pleno de la Diputación durante la hora larga que ha durado la sesión plenaria.

    En primer lugar, porque entre el público asistente se encontraba el político que la protagonizó, Sebastián González, que entonces llegó a presidir la Diputación y ahora es tesorero nacional del partido, y en segundo término, porque ha servido de argumentario a algunos grupos de la oposición para denunciar que el PP ha vuelto a dirimir sus cuitas internas utilizando como parapeto la institución provincial.

    La conclusión generalizada, y más después de oír el discurso del presidente saliente, Jesús Manuel Sánchez Cabrera, es que el objetivo último del debate era recuperar la dignidad, sí, pero no de la Diputación, sino la que perdió el PP en julio de 2015, cuando un grupo de militantes y cargos públicos osaron desafiar a la dirección provincial y destronaron al presidente propuesto oficialmente por ésta.

    Hubo apertura de expediente para Sánchez Cabrera, incluida suspensión temporal de militancia, pero la disciplina de partido pudo más y los desairados aceptaron a cambio de su silencio ocupar cargos de relevancia, remunerados, en el equipo de Gobierno provincial. Aquel acuerdo ha durado todo el mandato menos dos meses.

    El detonante, una cuestión ajena a la Diputación: la decisión de Génova, amparada por las normas internas, de imponer una candidata a la alcaldía de Ávila cuando parece ser que el aspirante del partido a nivel provincial era Jesús Manuel Sánchez Cabrera.

    La dirección local acató la “intromisión” pero el directamente afectado no, hasta el punto de que ha optado por mantenerse como candidato a la alcaldía de la capital, eso sí, por una formación diferente a la que le eligió presidente. Y por ahí el PP ya no podía pasar. Compensó la traición inicial con puestos de responsabilidad; miró para otro lado cuando el presidente tomó decisiones que no compartía; permitió una manera de gobernar que en ocasiones se salía de los estándares utilizados hasta el momento por los populares y consintió que buena parte del equipo de confianza de Presidencia creara un nuevo partido político.

    El PP sólo ha reaccionado cuando Sánchez Cabrera anunció su marcha de la formación de la que ha sido militante en las dos últimas décadas. La cercanía de unas elecciones municipales explica buena parte de lo ocurrido. Dejar la gestión del día a día de la Diputación, con lo que esto implica, en manos de alguien alejado del PP, era demasiado arriesgado.

    Convencido para la causa al diputado provincial de UPyD, sólo faltaba la puesta en escena: moción de censura, pleno extraordinario, llamada a rebato de cargos públicos afines, arremetidas contra su excompañero delante de alcaldes y discurso final del nuevo presidente poco realista, puesto que, por muchos compromisos que haya adquirido, en periodo electoral poco margen de maniobra queda a los poderes públicos y, sobre todo porque, no olvidemos, el PP va a gobernar estos dos meses en minoría, con solo 12 de los 25 diputados provinciales, salvo que el diputado provincial de UPyD incumpla la palabra nada en su intervención, cuando ha asegurado que nada le une al PP después del apoyo dado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies