El psicólogo Sergio García, nos habla sobre las Consecuencias Psicológicas del COVID-19 en la Sociedad.


 

Entrevista al Psicólogo Sergio García sobre las Consecuencias Psicológicas del Coronavirus en la Sociedad.

¿TENDRÁ LAS MISMAS CONSECUENCIAS PARA TODA LA POBLACIÓN?

Sí tendrá consecuencias para todos, pero nunca de la misma manera, la subjetividad existe. La población tendrá en unos meses, un ligero «baby boom» y habrá más divorcios en el mes siguiente a esta situación. La crisis sanitaria ha hecho que pases más tiempo con tu «partenaire» y, por lo tanto, estés más seguro de la ruptura o más «enamorado/a», habrá más paro y eso generará insomnio y repercutirá negativamente en la salud psicológica de todos, especialmente para las personas que tienen adicciones al juego on line y ahora tienen delante de manera continua la incitación a ello. Estos efectos generalistas están sobre la mesa. ¿Mas irritabilidad o más depresión? Pues quizás más que el confinamiento en sí, sucede que es tu relación con «el otro» lo que genera malestar o bienestar. Acabo de enviar un artículo al Colegio de la Psicología sobre el trastorno por estrés postraumático en él se puede ver cómo los sanitarios si perciben que no han tenido apoyo institucional ni factores protectores como EPIS, terapia de grupo…son más propensos a padecerlo. También es más difícil para personas que han perdido a un ser querido sin poder despedirse. También es cierto que la mayor parte de los profesionales sanitarios pese a la precarización del sector tienen un trabajo estable en muchos casos. Eso les diferencia de muchos autónomos y otros sectores que han tenido que cerrar luchando desde casa contra la incertidumbre del futuro.

¿ES LA SOLEDAD MAS FUERTE AHORA DURANTE EL CONFINAMIENTO?

No hay estudios rigurosos sobre cómo ha afectado esto al confinamiento. Aunque casi unos 4,7 millones de personas viven solas en España y casi un tercio son mujeres mayores de 65 de años, según el INE. Sin embargo, tendríamos que tener cierta cautela con analizar los datos porque una variable es la dimensión sociológica del momento histórico que estamos viviendo y otra la parte psicológica. Los profesionales expertos solemos pensar que la población a la que nos dedicamos siempre es la más afectada pero cada dato tiene muchos matices. Por ejemplo, la gente que vive sola antes no tenía un teléfono al cual poder llamar 24 horas gratis para hablar, ni había voluntarios que llamasen a tu casa de manera reglada para saber qué tal estabas. Luego, ahora vivimos una especie de viaje en el que nos sentimos en comunión unos con otros, situación que antes no se daba. Porque el dato de las personas que viven solas en España asusta, pero en soledad y aisladas emocionalmente ¿es lo mismo? No, la autora May Sarton nos hace distinguir entre soledad y solitud dando importancia a una manera lúcida de estar con nosotros mismos, conectados con los demás y con las aportaciones culturales e históricas de nuestro siglo. Ahora bien, esto es actitud o sentimiento frente al dato demográfico antes mencionado. Puedo tener el sentimiento de estar acompañado por la soledad.

 DECÍAS QUE LOS EXPERTOS SIEMPRE OS PONÍAIS EN LO PEOR PARA HABLAR CON LOS PERIODISTAS de la POBLACIÓN QUE ATENDÉIS, CUANDO HABLÁIS ENTRE VOSOTROS ES DIFERENTE.

Lo que hablamos entre nosotros también es “vox populi”, hay personas que está mejor durante la crisis si no han tenido un drama cercano ni tienen una próxima ruina laboral. ¿Por qué? Porque la calle, lo social en ocasiones supone un desgaste psíquico considerable. El confinamiento no deprime a personas que no estaban deprimidas ni produce ansiedad a personas que no eran ansiosas como entidad nosológica. Quizás esta permanencia en la casa genera que los deprimidos y ansiosos queden al descubierto, pero no los produce, sino que ya lo eran previamente, quizás algunos sin saberlo. Es cierto que, para el depresivo, ir a trabajar hacía una suerte de función sanitaria ya que al mismo tiempo que dejaba el abrigo en la entrada, también lo hacía con sus síntomas y ese sentirse útil en lo laboral, era un factor protector para su aparato psíquico. Sin embargo, hay personas que lo están pasando como si fuera un retiro de sus obligaciones laborales y se sienten acompañados por las videollamadas. Hay personas que su patología previa les hacía mella en su día a día y ahora está más relajadas. Por ejemplo, aquellas que su trastorno era la «agorafobia» o sufrían «acoso laboral» incluso he notado mejoría en algunos obsesivos con temas de limpieza que ahora se sienten en comunión con la sociedad, ya que por fin ésta les ha dado la razón. Es decir, que no para todos el confinamiento actúa de la misma manera, si se me permite la complejidad de lo psíquico. Por otro lado, hay personas que son muy hogareñas, caseras y que disfrutan de su casa, sin salir de ésta por lo que están viviendo de manera tranquila a la espera de poder reanudar sus quehaceres cotidianos. y que llegue el final del confinamiento, lo viven también con cierta pereza porque ahora se sienten a salvo. Sería una especie de «síndrome de Estocolmo» o “síndrome de la cabaña” aunque con diferencias de contexto.

SIN EMBARGO, EL HACINAMIENTO QUINTUPLICA EN LAS CASA POBRES AL DE HOGARES CON MAYORES INGRESOS.

Sí es evidente que el hacinamiento es un factor de riesgo y aparecen reportajes impactantes sobre ello. Pero de nuevo vuelvo a apelar a la “particularidad” de cada individuo frente a su experiencia, uno tiene que sentir agobio por estar todos juntos en una casa pequeña. Estoy atendiendo niños que ahora se sienten con más atención de sus padres que nunca. Son familias que ahora no tienen la problemática de la conciliación y eso ha descargado de culpa a los padres y ha permitido aumentar la autoestima de los hijos. Por lo que, de nuevo, el dato estadístico queda corregido por la “narrativa” que cada uno se hace con lo “sucedido”.

¿NO ESTAMOS ABUSANDO AHORA DE LAS PANTALLAS Y DE TODAS LAS FORMAS ON LINE DE OCIO EN FAMILIA?

Es que es un tiempo diferente, no podemos medir/evaluar de la misma manera lo que pasa hoy que hace 2 meses. Es verdad, que tenemos que promover el juego libre y simbólico, pero aceptemos que las clases, la terapia, las videollamadas con amigos y familiares, el cine… son digitales y no podrá ser analógico en un tiempo, por lo que no podemos ser igual de estrictos ya que las circunstancias han variado Hoy hablaba un médico y decía que los test del coronavirus tienen que ser pasados con un doctor porque los antecedentes personales y sociales van a ayudar a determinar la prueba.

¿NO DA MIEDO QUE SE QUEDEN ADICTOS AL MÓVIL O A LAS IDENTIDADES VIRTUALES?

Estamos deseando que esto pase y dejar de tener que relacionarnos de esta forma. Se quedarán detenidos y presentarán síntomas aquellos que ya estaban predispuestos, es decir, aquellas personas o niños que tenían vicisitudes afectivas y por ello, se queden anclados exclusivamente a lo digital pero no será la norma, lo mayoritario.

ERES EXPERTO EN DROGODEPENDENCIAS, QUÉ NOS PUEDES DECIR SOBRE ESTE TEMA.

Me remito las declaraciones de la jefa de la Sección de Adicciones y Patología Dual del Hospital Vall d’Hebron de Barcelona que expone que las adicciones a las drogas consumen durante el confinamiento un 80 por ciento más de alcohol y un 30 por ciento más de fármacos. Cannabis, cocaína y heroína circula menos en la sociedad y se han incrementado sus precios por lo que se el síndrome de abstinencia de las primeras semanas de confinamiento fue muy alto, pero también hubo muchas personas que pasaron a tratarse con metadona o que aprovecharon el momento para hacer una desintoxicación en casa con atención psicológica telemática. No están abiertas las salas de fiestas ni el consumo social en el que muchos jóvenes iniciaban su adicción y la mantenían por lo que también puede ser un dato positivo a poner en relevancia.

NO ASÍ LOS ADICTOS A LAS APUESTAS ON LINE O LOS TRASTORNOS DE LA CONDUCTA ALIMENTARIA.

Es diferente, la posibilidad del juego on line la tienes a golpe de clic en el móvil o en el ordenador y, por lo tanto, fue la población más vulnerable y la que más consultó durante el confinamiento. En la Anorexia y la Bulimia la relación con la comida es el elemento principal y la ansiedad la tiendes a calmar con comida, de tal manera que estos meses en casa descubrirán a muchas personas su trastorno de conducta alimentaria. Aunque en casos ya consolidados, la madre o la figura más importante para las anoréxicas/bulímicas suelen quedar encerradas en una relación de vigilancia permanente, a menudos un familiar tiene que dejar de trabajar para comprobar que no hay rituales de ingesta y vómito…y ahora esa circunstancia se da de manera “natural” …también sería un hecho a tener en cuenta. Por otro lado, la población general también tendría que diferenciar el hambre, la ansiedad, el aburrimiento para no recurrir en exceso a la nevera que ahora es uno de nuestros recursos placenteros ya que sino la consecuencia que tendremos en unos meses será el aumento del sobrepeso. Quizás tenemos hambre de otra cosa que no es un alimento.  

EN RELACIÓN A LA VIOLENCIA DE GÉNERO HAY UNA GRAN POLÉMICA.

Sí hay polémica sobre un tema de tanta sensibilidad social y con una carga ideológica tan fuerte. Hay que decir la verdad y luego interpretarla, lo cierto estadísticamente es que las muertes por violencia machista descendieron durante el confinamiento a menos de la mitad respecto a la media mensual de los últimos años registrados. Mientras el número de asesinatos por mes se sitúa en 5,1 mujeres según los datos del Ministerio de Igualdad, entre el 14 de marzo y el 14 de abril de 2020 murieron a manos de sus maridos dos mujeres. Al mismo tiempo que según informaron esta semana los ministerios de Igualdad e Interior, las llamadas al teléfono 016 de atención a las víctimas de violencia de género aumentaron un 47,3% (de las 1.298 a las 4.092) en los primeros 15 días de abril respecto a 2019 y las acciones de vigilancia de los equipos especializados de Policía Nacional y Guardia Civil, un 25,27% desde el 14 de marzo a abril. Con esto podemos ver cómo las campañas están funcionando y hay que mantenerlas en la misma intensidad. Uno de los detonantes de la violencia son los celos y un patrón dominante sobre la otra persona situación que ahora de manera “natural” queda aliviada porque sabes constantemente donde está tu pareja y puede haber mayor sometimiento implícito.

¿QUÉ NOS HA ROBADO EL CORONAVIRUS?

Una cuota de libertad de movimiento, una cuota de economía, nos ha hecho más suspicaces frente al contagio y también que sobredimensionemos nuestros malestares cotidianos. Hay estudios que indican que tenemos puntuaciones más altas en variables de depresión y ansiedad y es normal porque estamos “encerrados” y elaborando que no vamos a salir a la misma sociedad que dejamos hace dos meses, sino que el tejido social y empresarial ha cambiado. Y adaptarnos a esto es un trabajo psíquico, de cambio de “chip” que tenemos que hacer. Pero me encuentro a muchas personas (no afectados directamente) que les da vergüenza reconocer que están bien o mejor que antes porque el drama nacional los lleva a no poder verse realmente y eso hace que no puedan salir de un estado anímico lábil. Por otro lado, me gustaría acabar recomendando “lo frívolo” “lo nimio” “lo cómico”. Necesitamos reírnos con amigos, con una película…descargar con la risa lo que está sucediendo…recuerdo que en el 11-M emitieron la serie “Los Serrano” en Telecinco y creo que no pudieron haber hecho nada mejor por nuestra salud mental en aquella fatídica noche. Distraernos nos mejora y no tenemos que reprochárnoslo. La vida ya es drama de por sí, necesitamos menos tragedias y más comedias “entretenidas” como factores protectores de nuestro bienestar. Vivimos en una época de gran incertidumbre donde se amplifica nuestra suspicacia y paranoia. ¿Por qué? Conseguimos una mascarilla, pero puede ser defectuosa, leemos una noticia, pero puede ser un bulo, nos hacemos el test, pero puede no tener fiabilidad. Por lo tanto, sí que sufriremos desasosiego y esta experiencia nos dejará una huella emocional pero lejos de los grandes trastornos que predicen para toda la población. Por otro lado, ir al psicoterapeuta nos va a ayudar a estar mejor y conocernos a nosotros junto a la nueva situación venidera pero no para vencer grandes traumas sino para elaborar el proceso por el que estamos pasando y poder vislumbrar que estamos en un túnel en vez de en un pozo.

¿Y SOBRE EL GOBIERNO Y LAS VÍCTIMAS?

Cada vez que intento animar a alguien o hacer una broma para levantar una tristeza, alguien me recuerda a las víctimas. Debemos de estar de luto, pero incluso en los velatorios se hacen chistes no para faltar el respeto al difunto sino para elaborar la situación y podernos “separar” un poco de ella en este proceso necesario del duelo o de aceptación de la mortalidad. Por esto, podemos celebrar que son menos muertos que la semana pasada. Hablar sobre la gestión de los gobiernos es necesario, pero son dos niveles de análisis diferentes, uno el técnico analizando cómo país hemos resuelto o no la crisis y otro como ciudadano en cómo hemos llevado el “aislamiento”. El gobierno si ha sido negligente tendremos que cambiarlo cuando toque y ahora tendremos que pedir test, mascarillas, coherencia en el desconfinamiento con los niños, ayudas económicas, relaciones europeas…pero sabiendo que debemos permitir la gobernanza. La anarquía ahora mismo sería un mal mayor que este gobierno.

Sergio García Soriano


Sergio García

Sergio García Soriano es, Psicólogo de Clínica, experto en pareja y familia, atención en consultas de Madrid y El Escorial. Director de Dunas, casa Rural y espacio de bienestar. Director del dispositivo de atención nacional telefónica 807517504.Colaborador habitual de La Mañana de TVE, La Ser u Onda Madrid entre otros.

Cosas de un Pueblo no se hace responsable de los comentarios vertidos en la web. Todo usuario que comente por primera vez pasara por un control de aceptación. No se publicarán, insultos o demás que puedan resultar ofensivos para cualquier persona. Los comentarios con mails "temporales" no serán publicados, y se les identificara como spam. Solo aceptamos correos “verdaderos” como: Hotmail, Gmail, Outlook, Yahoo… .

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies