En positivo

noticia patrocinada

Asegura mi especialista ser más beneficioso para la mente, observar y analizar los actos y circunstancias que nos rodean desde un prisma optimista, para eliminar así el lastre que otro más negativo pudiera causar.

Intentaré seguir su prescripción, aunque para ello, y con no poco esfuerzo, deba prescindir del saber popular: “Piensa mal y acertarás.”

Hace más o menos dos años, ocurrioseme refrescar el gaznate en el entonces triste, olvidado, vencido, desgastado y poco frecuentado Centro Municipal de la Tercera Edad. Con la garganta más reseca, consecuencia de la escena, más que por la necesidad del refresco, pedí una consumición y pregunté a la encargada, (que no tiene responsabilidad alguna de lo que estoy contando), como no encendía la televisión.

No me pasó desapercibido su gesto de extrañeza, previo a la contestación.

– Desde que se apagó la señal analógica, no podemos ver la televisión. (En mi defensa debo decir, que aunque entonces fuera Concejal, carecía de la más remota idea de que el Ayuntamiento tuviera así de abandonado el Centro de nuestros mayores).

– “Joder”, yo tengo un TDT en mi casa, os lo traigo y le digo a un electricista que os lo instale, por lo menos podréis ver la tele.

Y aunque el desenlace no sea en este relato lo importante, me parece oportuno recordarlo:

El Ayuntamiento a mi amigo electricista y a mi nos reprendió “por intentar manipular una instalación municipal sin su autorización, además de que no se iba a gastar dinero en un Centro que sería cerrado ante la inminente apertura del nuevo Centro de Día
Viene a colación el episodio, después de observar que casi en ningún establecimiento del pueblo, televisan los festejos taurinos de la feria de San Isidro, permaneciendo éstos prácticamente vacíos de 7 a 9 de la tarde, que es el horario.

Ante mi ignorancia, a un parroquiano cualquiera que le hice partícipe de tal curiosidad, me respondió, tras el previo y similar gesto de extrañeza ya mencionado, que si los quería ver, que fuera al bar de los jubilados, que el Ayuntamiento había contratado el canal de televisión en cuestión.

Al final, creo que el concurso de caras de extrañeza debí ganarlo yo, porque mi contertulio apostilló:

– Debes ser el único que no lo sabe.
En resumen: Que según mi galeno, debiera alegrarme porque de aquella intromisión en el centro municipal, se ha conseguido además de poder ver la televisión, contratar la feria de San Isidro que cuesta una “pasta”; competencia desleal aparte.

Si como hasta ahora venía diciéndome “piensa mal y acertarás”, sería lógico que la contratación del canal de pago durante la feria de Mayo fuera descaradamente una medida electoralista más del Alcalde. Y también por supuesto, que es mucho peor, que teniendo TDT y canal de pago, el uso del Centro de Día va para largo, aunque el cartel isidril haya terminado.

Total, tarea ardua ésta de sanar.

Santos Martín Rosado.

Cosas de un Pueblo no se hace responsable de los comentarios vertidos en la web. Todo usuario que comente por primera vez pasara por un control de aceptación.

1 Comentario

  1. Navero dice:

    Santos, para sanar, el enfermo tiene que poner de su parte, y tú no lo haces.
    Contando historias rocambolescas que no tienen ni pies ni cabeza no vas a mejorar.
    La persona encargada del Centro de la Tercera Edad tiene que ser muy dejada y muy despreocupada para, llegado el momento del apagón analógico, no acercarse a una tienda a comprar un sintonizador TDT (en el Pryca los había por 12 euros).
    Tienes que estar pero que muy mal, incluso peor de lo que parece, para imaginarte al alcalde echando espuma por la boca y diciendo a todo el mundo :¡ no pongais el TDT, que se jodan los viejos y que se queden sin ver la tele!.
    Solo se me ocurren dos cosas. O tu especialista es un incompetente y no te está ayudando, o tú escribes estos artículos como hacía aquel que se quería librar de la mili y andaba por el cuartel haciendo como que montaba en una moto, hasta que le licenciaron y al salir le dijo al “puerta”: quedate con la moto, que yo ya no la necesito.
    Ojalá que sea lo segundo (aunque sea lo menos ético).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies