Jornadas Micológicas 2016


Nuestro querido amigo y colaborador Alberto, acudió en nuestro rescate y finalmente se ha encargado de contaros como vio y disfruto de su participación en las Jornadas Micológicas.

Cosas de un Pueblo.


Alberto V. Jiménez Muñoz

Alberto V. Jiménez Muñoz

El mundo de los hongos, un goce para los sentidos a través de su estudio, comprensión, para el juego de su búsqueda y  degustación posterior. Un mundo lleno de misterio por el escondido peligro que entraña el elegir y recolectar para consumir sin un conocimiento que nos haga selectivos y evitando el riesgo de accidentes a través de su consumo indiscriminado, lo cual sería equivalente a jugar a la ruleta rusa.

Para desenmarañar este mundo de misterio, y  que no entrañe riesgo su consumo, Las Navas del Marqués, goza este año también de  las “Jornadas de Micología” en su XIV edición, jornadas de divulgación, aprovechando la época y el entorno, donde, expertos como Rafael Aramendi, Rafael Gallegos, Pedro Abatí, Fernando (Pispo) Gutiérrez de León Caballero y Carlos Aramendi, serán los vectores, que a través del conocimiento, nos lleven a buen puerto dentro de este bello pero complicado mundo.

Dichas jornadas comenzaron la tarde del viernes, día 4 de noviembre con la ponencia de D. Rafael  Aramendi sobre “El paisaje micológico en los montes de Las Navas del Marqués”, en donde se incidió, sabiamente, en los géneros y especies que se desarrollan en nuestro término, bajo qué condiciones y entornos, calidades gastronómicas y maneras de diferenciar, unas de otras, físicamente muy parecidas y que su confusión pueda llevar o no a problemas o accidentes que puedan complicar la estabilidad vital de alguno de nosotros, todo ello muy bien documentado y presentado, mediante proyecciones de esquemas y fotografías propias de los ponentes, muchas de ellas realizadas en la zona.

Posteriormente, D. Pedro Abatí Gómez, habló en nuestras jornadas micológicas de la “Regulación y comercialización. Principales especies comerciales de Las Navas del Marqués”, dedicando la mayoría del tiempo a la divulgación del proyecto Mycoplus  a través de su gerente, Patricia Gómez, el cual busca regular y controlar la recolección y el acceso a esta, mediante permisos, los cuales implican un cobro por tiempo (día o quincena), y con límite en cuanto a recolección por persona, se habló de 5kg/día, incidiendo en que todo terreno tiene un dueño, público o privado, y que la riqueza micológica extraída, tiene que ser de alguna manera remunerada a este dueño, estableciéndose “cotos”, mediante placas visibles, donde se expondrá, el grado de posibilidad de acceso, en base a necesidades de permisos o no, de acuerdo  la decisión del dueño público o privado . Se pusieron de ejemplo lugares como el pueblo abulense de Ojos Albos, en donde el plan se lleva a cabo, y los permisos se compran en el bar del pueblo, cuyo dueño se compromete a ello, alegremente por lo que significa de afluencia de público para su negocio. Se indicó que el fin de esta regulación era controlar y disuadir de malas praxis, como recolección indiscriminada en cuanto a cantidad, se habló de bandas, venta de esta a terceros sin un control de identificación y calidad, malas praxis en la manera de recolección, deteriorando el bosque, rastrillos, etc…, los detalles de en qué manera y modo se llevaran a cabo en Las Navas, están por ver, pero que en principio su implantación, a partir del próximo año, será suave.

reglas

A la salida del acto, pude hablar con la gerente Patricia Gómez a quien, este que escribe y ama al monte y naturaleza, y realiza, como sabéis, frecuentes salidas,  la pude preguntar y expresar mi malestar puesto  que, en mi opinión personal, las “cuentas” no me salían, que las malas praxis no se evitan vulnerando los derechos de las personas, sino velando por ellos mediante multas, persecución de estas malas praxis y educación, no cobros para hacer  comprar al público, los derechos que le corresponden y pertenecen, por ley natural, al igual que el aire y el agua, poniendo de explicación la disuasión, que la pongo en entredicho. Que si tanto queremos cuidar al monte, hay praxis que deterioran a este, permitidas ya que dan una remuneración a arcas públicas locales, de ciertas localidades y no se hace nada pues parece primar el beneficio económico y no tanto el cuidado del monte. En fin, doble moralina… Pensar que si no tienes ni 5 € para adquirir el derecho que te corresponde, no puedas acceder en espacios públicos a coger una seta, pues aunque se dé la posibilidad de que los “dueños” , privados o públicos, puedan marcar el espacio como accesible sin permisos, en el momento que se crea “efecto gravitatorio, las manzanas caen, no flotan”.

Día 5, sábado, emplazados  a las 9:30 en la Pza. del Cristo, mañana lluviosa y pertrechados tras nuestros chubasqueros y botas, nos dispusimos a desplazarnos con los monitores, repartiéndonos en grupos, a diferentes zonas del término a fin de  llevar a cabo una recolección micológica para posteriormente fueran clasificadas y expuestas las diferentes setas recolectadas. A pesar de que las semanas anteriores tuvieran unas condiciones climatológicas fuera de lo que sería lógico para la época, los últimos días y el cambio de tiempo con bajadas de temperaturas y lluvias, fueron decisivos para que se arreglase algo la temporada,  poblándose el monte principalmente de parasoles, diversas especies de champiñones, babosas, senderuelas, algún boletal y rúsula, principalmente, sin dejar atrás los cuescos de lobo que campaban a sus anchas por todos los lados. Aun es pronto para que se generalice el níscalo, del cual no encontramos ni un espécimen.

img_20161105_102846

Por la tarde, en el salón de actos del Ayuntamiento, Rafael Gallegos, con el habitual gracejo y don de gentes que tiene este hombre, nos amenizó con su charla relativa a la “Micogastronomía de otros países” dirigiendo la mirada hacia el este, hacia Rusia, y deleitando nuestros sentidos y papilas gustativas  posteriormente con una creación suya, que si bien utiliza ingredientes que coinciden con su utilización en aquel país, la creación es propia, de autor, por lo cual lo bautizó haciendo honor a nuestro pueblo pero sin dejar ese guiño al este, como “Marquesovas”, una especie de pure de patata y “babosín” pimienta, entre otros, sobre un “bini” o especie de base, tipo galleta blanda, también realizada por el propio creador y todo ello  acompañado de un vino claro con arándano. Todo un éxito.

img_20161105_191953

img_20161105_191943

Posteriormente accedimos a ver la exposición, ya realizada y clasificados los especímenes recolectados por la mañana, en esas tres principales categorías de comestibles, sin interés, y tóxicos.

Domingo 6, a las 11:00 acudimos a un taller de identificación de especímenes micológicos y ya formados los grupos, con ayuda de unas guías de consulta, en las que unas claves te indicaban el camino para la identificación del espécimen, disfrutamos y pusimos en práctica nuestros conocimientos adquiridos. Posteriormente D. Rafael Aramendi, clausuró las jornadas, en la exposición de lo recogido en el día anterior, previa explicación, descripción, diferenciación características y cualidades de aquellos especímenes recogidos, respondiendo atentamente a nuestras preguntas.

img_20161106_123815


Cosas de un Pueblo no se hace responsable de los comentarios vertidos en la web. Todo usuario que comente por primera vez pasara por un control de aceptación. No se publicarán, insultos o demás que puedan resultar ofensivos para cualquier persona. Los comentarios con mails "temporales" no serán publicados, y se les identificara como spam. Solo aceptamos correos “verdaderos” como: Hotmail, Gmail, Outlook, Yahoo… .

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies