La manipulación interesada de los afectos y el ego

noticia patrocinada

 

Alberto V. Jiménez Muñoz

¿Qué estás pensando?… No pienso, simplemente soy espectador de como gestiona el ser humano sus necesidades, gustos y carencias. El afecto o desafecto ha puesto el acento en el ego humano… ¿o es al contrario? ¿Qué fue antes el huevo o la gallina? A estas alturas se realimentan el uno al otro, el querer ser exclusivo del afecto colectivo nos lleva a buscar fórmulas en las que nos vemos alienados dejando de ser nosotros, cual señuelo para el ojo prójimo y su captura de atención.

Nos retuerce la soledad del afecto verdadero y transgredimos ese término procurando la hipocresía aparente de la compañía “afectiva” del  “ambiente cordial y afectivo” de un bar, cuyos fáciles afectos empapados en alcohol te “ayudaran” con la hipoteca de tu casa, o el llegar a fin de mes…o el fútbol y la compañía de los desconocidos que te acarician el ego porque apoyan el mismo equipo que tú  y tú eres de los “suyos” pero estos no arreglan tu hipoteca…etc…aun así son efectos placebo para tu ego los cuales son un filón para los gobiernos, que saben del cerebro humano y de ” crear gustos o impulsarlos más a fondo” pues manipulando a las masas y sus gustos para ello les da ingentes réditos, mientras tu hipoteca sigue vigente, aun así el empleado del balompié gane en un día para pagar unas cuantas como la tuya, digo hipoteca como el  sustento de algún prójimo de sangre, o tu llegar a fin de mes, etc…habría que cuestionar si realmente te gusta el fútbol en una base pura tal que te levante enardecidas pasiones, por gusto e inclinación propia, prescindiendo de manipulaciones, o es el ego y la necesidad de envolver su carencia auspiciada por un paquete de bonito envoltorio al que los gobiernos han dado forma al corazón de un juego o deporte humilde y sin pretensiones, para sacar partido en un mercado…y tú ¿matas por tus colores?. Más no porque te mejoren las condiciones hipotecarias, o laborales o tener acceso fácil a tus derechos de entrar en el mercado laboral.

Los mismos que te exprimen por un lado, te dan el placebo por el otro y en ese dártelo te exprimen también, y tú cual zombi acabas en un bar anegado en alcohol, o cabizbajo intentando sentir el “afecto ambiental”, o según personalidad ” dando hipócritas clases de una moral” inexistente, o que ni sabes ni prácticas, como señuelo de la atención de los demás”, maestro de la perfección, sabiduría y supremacía sobre el prójimo barero, que “alabará” tú ego admirándose de tus puñeteras fanfarronerías al ser ignorante sobre “tus enseñanzas” inventadas, siendo placebo para ti mientras tu hipoteca, etc.… siguen vigentes y “tú matas por tu equipo”, o te deleitas con el espectáculo como cuando vas a ver una película de cine, … hablo de “tú” equipo como de tantas cosas q nos ensamblan sigilosamente a nuestra personalidad a través de la tecnología vocera y acatamos cual decisión nuestra sin serlo más que una manipulación subliminal, crean modas de lo que está  ”in y out”, lo pregonan por la tecnología vocera, nos lo implantan y manipulan nuestro ego, y si lo aceptas eres “guay” y te acepta la sociedad manipulada para intereses de otros, y si no lo aceptas eres “rarito” y desdeñan tu  ego, y si entras en su juego te deprimes pues no eres “querido”.

Así  igualmente ocurre en esa “culturilla” creada en los medios publicitarios, para introducir un producto, “se dice” ¿quién?, “es conocido” ¿por quién y desde cuándo?,  “Como es sabido por todos”, al igual que lo anterior, formulas manipuladoras que buscan un interés a costa de poner el acento del “out” en los egos, y a través de esa “culpabilidad” creada al estar fuera, en un “out” fabricado interesadamente, ser cómplices de que las sociedades enfermen bajo unas normas interesadas subliminales, mas no es bueno que uno piense por sí mismo y cree capacidad crítica,… dicho en plata, fastidiar egos individuales de una sociedad mediante ” problemas globales” para que las carencias puedan ser rentables e intentar erigirse en salvador del problema creado. Los egos individuales hacia una individualización para sintiendo supremacía hipócrita sobre el prójimo, en esa desunión interesada, lo que realmente interesa, evitar el Fuenteovejuna, todos a una”, fabricando la soledad más abrupta aun rodeados de una inmensa multitud.

Cosas de un Pueblo no se hace responsable de los comentarios vertidos en la web. Todo usuario que comente por primera vez pasara por un control de aceptación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies