LA MENTIRA

“Puede ser la verdad una mentira más”

Sergio García Soriano

Cuando pensamos en la mentira, rápidamente nos rige un sistema moral, donde relacionamos lo bueno, la verdad, y lo malo, la mentira. Pero ¿acaso una sociedad podría vivir sin la mentira?

¿Cuántas podemos llegar a decir a lo largo del día? Siempre que queremos ser condescendientes con los demás ¿no caemos en cierta aquiescencia o “mentira”?.

Tendríamos que pensarlo de manera más compleja para poder entender que en todo “engaño” hay una verdad, y en toda verdad se esconde una mentira…de tal manera, que tenemos que escuchar más allá de lo aparente…

Al llegar una persona a consulta, el motivo de la misma, cambia en los siguientes dos meses y lo que era un problema amoroso se convierte en una celotipia o en un alcoholismo nunca diagnosticado…eran “mentirosos” los pacientes…NO, es que no podemos reconocernos ciertas cosas a nosotros mismos. En la Biblia dicen que cada uno “somos legión” y así es…no nos conocemos tan bien como creemos…

¿Es fácil reconocer que ya no quiere a su pareja? ¿O que no siente empatía hacia sus hijos o padres? ¿O que no es tan “hombre” como todos piensan? ¿O que tiene gran envidia a su hermano y sus sobrinos?

No es fácil reconocerlo en nosotros, porque eso supondría hacer cambios y no siempre nos permitimos esos avances en nuestras vidas…”más vale lo malo conocido…”Por otro lado, después somos férreos con nuestros hijos en este tema…-No seas mentiroso, no digas eso que no es verdad-. Y sin embargo, les decimos a nuestros adolescentes cuando no queremos hablar con alguien y nos telefonean – Dile que no estoy en casa –

No llegamos a comprender que el niño ingresa en el lenguaje cuando es capaz de decir que la gallina hace guau y no kikiriki. Categorizamos en verdad o mentira, algo que era un simple “comentario” o un simple espejo de nuestro comportamiento…por ello, además, les castigamos…por lo que estamos haciendo un flaco favor para entender las aperturas de este tema.

En las parejas también esta cuestión puede ser una espada de Damocles. Siendo la verdad necesaria para avanzar y fuente de seguridad… no debemos confundir la “verdad” con contarle al otro situaciones que no “suman” nada positivo al proyecto de vida. Hacerle partícipe a mi “partener” de algunas historias, es confundirle con mi terapeuta y es empozoñar la relación en algunos casos. A veces, cuando estoy pidiendo la verdad, en el fondo me interesa una “información” que he fantaseado y que de manera involuntaria quiero que se genera en nuestra vida diaria. Por lo tanto, nada me satisface…celo de manera permanente…queriendo hacer coincidir “mi verdad” con la realidad…que está ahí fuera.

Sergio García Soriano
Tel 660046657
www.psicologosergiogarcia.com

Sergio García

Sergio García Soriano es, Psicólogo de Clínica, experto en pareja y familia, atención en consultas de Madrid y El Escorial. Director de Dunas, casa Rural y espacio de bienestar. Director del dispositivo de atención nacional telefónica 807517504.Colaborador habitual de La Mañana de TVE, La Ser u Onda Madrid entre otros.

Cosas de un Pueblo no se hace responsable de los comentarios vertidos en la web. Todo usuario que comente por primera vez pasara por un control de aceptación. No se publicarán, insultos o demás que puedan resultar ofensivos para cualquier persona. Los comentarios con mails "temporales" no serán publicados, y se les identificara como spam. Solo aceptamos correos “verdaderos” como: Hotmail, Gmail, Outlook, Yahoo… .

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies