¿ Quién esparce aquí la mierda?

noticia patrocinada

Cuarta entrega de la sección de nuestro colaborador Santos Martín.EL PASATIEMPOS IV


Con o sin su permiso, ha lugar la indiferencia, me permito parafrasear al Alcalde, pues la limitada, repetitiva y habitual verborrea de sus debates políticos, me facilita en esta ocasión, la redacción de un nuevo artículo.

LA IGNORANCIA DEL DAÑO CAUSADO EN DIEZ AÑOS AL PUEBLO

Supongo que hoy, con dos medios comunicación locales y de libre expresión, el daño a infringir al pueblo en el próximo decenio será el doble. La aseveración-acusación de nuestro primer edil, en el último pleno, así lo constata. A su entender, el retroceso económico, turístico y social de este pueblo se debe a la existencia de información municipal a los vecinos.
Así , informar sobre los robos cometidos en viviendas de la localidad, es “soltar mierda sobre el pueblo”. De ahí, sin duda, la fijación del Consistorio por tapar como sea, la oleada de robos y actos vandálicos también acaecidos en distintas instalaciones municipales: Polideportivo, Piscina climatizada, biblioteca…

Puede que todavía no sea necesario cubrir las plazas vacantes de la policía local. Puede que el efecto óptico de las cámaras de video-vigilancia, tengan el reflejo esperado en las urnas. Además, de afirmar que no quiere más funcionarios en el Ayuntamiento. La seguridad de los ciudadanos es secundario. “Esto es lo que hay.”

También las denuncias cursadas contra el Ayuntamiento por responsabilidad Civil, las multas y sanciones impuestas al propio Ayuntamiento por actuaciones ilegales, las sentencias judiciales que debe acatar el Alcalde, cuando la vía judicial ya no deja más opción, debe ser culpa del o de los “periodicuchos esos, esparcidores de mierda”. En ningún caso los regidores municipales, garantes de la legalidad y otras obligaciones que el cargo público y remunerado conlleva, tienen algo que ver.”Esto es más de lo mismo”.

Es preciso subrayar lo relevante que es para nuestro Ayuntamiento la transparencia. Eso si que es positivo para el pueblo y no lo que “escriben esos periodistas titulados”. Y debe tener razón, porque no se cansa de repetir que “las cuentas es que están ahí. Para todo el que quiera verlas.” Insisto, debe tener razón, porque las cuentas son tan transparentes que ni se ven, ni se dejan ver por más que uno lo intente. Y es que esto “es claro como el agua”.

… Pero no la del grifo, digo yo, “que es el chocolate del loro”. Ni pajolera idea de que significa tal expresión, tan manida por el alcalde, pero me viene de perlas, para describir sin entrar a fondo (para no revolver), la calidad del agua. Por cierto, es lamentable que los madrileños con segunda residencia en Las Navas, se traigan en garrafas el agua del Canal de Isabel II. Si ya lo dice el refrán: De aquellos polvos, pues eso, estos lodos”.

Y si algo le duele a nuestro Alcalde, además de informar al ciudadano, es la crítica hacia su gestión. ¿Será capaz algún día de aceptar que la condición de cargo público, lleva implícito el riesgo de recibirla? Ni todo son palmaditas, ni todo son medallas. Ni unos sois tan buenos, ni otros somos tan malos.

En realidad quien echa mierda al pueblo, es aquel que la entierra en el pinar, que mantiene el pueblo sucio, instalaciones municipales descuidadas, semiabandonadas o infrautilizadas, inauguradas hace cuatro años y sin estrenar. Quien echa mierda al pueblo es aquel que lleva no diez, sino veinte años construyendo una Casa Rural y aún no funciona, que no promueve verdaderamente el turismo, mas al contrario, degrada de forma irreversible el término municipal y con ello la riqueza de nuestros montes, principal atractivo turístico, todo ello por temor a la confrontación. ¿Qué fue del parque de las tirolinas?. ¿Y la planta de Biomasa? ¿Y la residencia de Ancianos?…

Quien echa mierda al pueblo es aquel que no fomenta la asociación, al revés, la persigue, que descuida a sus mayores, se desentiende de sus jóvenes, que permite la desaparición del club de fútbol y que se gasta CIEN MILLONES DE PESETAS en juicios, durante esos mismos diez años. Eso sí que es una auténtica “esparcidora de mierda”. El periódico ese, ni queriendo podría dañar tanto.

Y es que, como siempre, nuestro Alcalde “quiere dar la vuelta a la tortilla”, pero en el intento, la tortilla se ha quemado.
Salud y pan para todos.

Cosas de un Pueblo no se hace responsable de los comentarios vertidos en la web. Todo usuario que comente por primera vez pasara por un control de aceptación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies