RUIDOS

noticia patrocinada

En esta ocasión es Alberto Rojas Gómez, el que desde el Taller de Escritura de Tomás García Yebra nos envía un relato ocurrente y divertido, que esperamos os guste.

Cosas de un Pueblo.


RUIDOS

Eran las doce de una plácida mañana de primavera. Yo ocupaba una mesa, frente a un ventanal, en un céntrico bar del Barrio de Las Letras, el Tam-Tam.

Tomaba un café y leía el periódico, cuando de repente, ¡guass!, lanzaron un vaso al camarero. Por suerte no le llegó a dar. Un cliente que se encontraba distraído, dijo: ¡corcholí!, y una señora gritaba aterrada ¡ah ah ah!, ¿qué ha sucedido?

Se oía mucho ruido en el exterior.

¡Ni-no-ni-no-ni-no! …, camión de bomberos.

¡Uio-uio-uio-uio-uio-uio! …, coche de la policía.

El guirigay del bar se amenizaba con expresiones de asombro como ¡osú!, ¡hala!, ¡rediós!

El camarero al que casi le estrellan un vaso en el cogote, que era de Jaén, exclamó ¡ostras, Pedrín, casi me da el idheputa!

Con tantísimo ruido y con el volumen de la televisión (que nadie atendía) sobrevolando mi cabeza, no podía concentrarme en la lectura.

El ¡ñam! ¡ñam! del bocadillo del niño, el ¡irjhe! ¡irjhe! ¡irjhe! del padre chupando caracoles, el quejido de la puerta del baño ¡ñia!¡ñia!¡ñia! y, para más inri, ¡shiiiiiiiiiiiiiiiii!, la cisterna de los aseos.

A mi izquierda, en una mesa, había una pareja. La chica le decía “tururú” al novio con el dedo gordo apoyado en la punta de su nariz.

Mientras, un suave zumbido –zzzzzz- se apoderó de un señor que, sentado a mi derecha, se había quedado dormido.

-¡Sooooo! -el arriero condujo al burro hasta la barra del bar.

-¡Ostras, Pedrín, un burro en mi bar! -dijo el camarero de Jaén al que casi le estrellan un vaso en el cogote.

De repente, ¡zas!, la puerta de la entrada se abrió violentamente.

Apareció la policía.

Arrojé el periódico en la mesa.

Saludé a la policía.

Y me fui.

Alberto Rojas Gómez

Cosas de un Pueblo no se hace responsable de los comentarios vertidos en la web. Todo usuario que comente por primera vez pasara por un control de aceptación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies