Ruta “Plaza del Cristo-Puerta del Sol”: La crónica

Una excelente crónica de José Luis Méndez, al que se la agradecemos.

Cosas de un Pueblo.


Sábado 14 de diciembre de 2019.

“Plaza del Cristo-Puerta del Sol”

De nuevo, en nuestra cuarta edición los 30 ciclistas de montaña a los que se sumarían otros 2 en la Cruz Verde y 1 más en Zarzalejo, en total 33 aguerridos, valerosos, esforzados y valientes que desafiando al frío del amanecer y al calor del mediodía vuelven a retar al paso montañoso de la Paradilla para llegar hasta pleno centro de Madrid, al kilómetro cero de todas las carreteras nacionales radiales. Tomamos la salida minutos después de las 07:45 h, hora a la que el Ilmo. Sr. Javier Sastre, alcalde de Las Navas del Marqués, viene a desearnos buena ruta y que llevemos el nombre de nuestro pueblo y su bandera con orgullo hasta el corazón de la capital.

Retomando mis comentarios de hace un par de ediciones recuerdo que han pasado ya 1.095 años desde el primer intento de tomar Madrid allá por el año 924 de un noble castellano, el conde Fernán González; 160 años más tarde en el año 1084 Alfonso VI el Bravo rey castellano reconquistó Madrid a los musulmanes. Y 935 años, 11 meses y 14 días después seguimos su gesta los 30 ciclistas de diversos grupos naveros más algún allegado foráneo aficionados todos a la práctica del mtb o bici de montaña, siendo mayoría de componentes los Eskaladores, pues en este grupo surgió la idea de rememorar la conquista de Madrid por nobles castellanos que en lugar de montados a caballo hoy lo hacemos montados en bicicletas de montaña.

Comenzamos la salida del pueblo por la ruta marcada en anteriores ediciones, no se realizan ya variaciones del recorrido habitual si no hay ninguna sorpresa en el camino, camino que tomamos alumbrándonos con focos pues aún no es de día en la espesura del pinar dirección hacia el Pimpollar, cruzamos el río Cofio a la altura del Puente Recondo y comienza el puerto de la jornada a la par que comienza a deslumbrar la luz del día, todo subir hasta la Paradilla y parada obligada en la Cruz Verde donde nos espera el delicioso croissant de chocolate elaborado por Justo ( gracias Pastelería El Sauco) que nos reconforta del frío de la mañana y nos da un primer aporte energético, en este punto se añaden dos componentes más al nutrido grupo.

Superada ya la cuesta montañosa más dura de la ruta bajamos la trialera de Cruz Verde y tomamos la estrecha vereda paralela a la vía férrea la cual cruzamos en dirección a Zarzalejo donde debemos recoger al último ciclista que se incorporará al grupo, parece que no está, pues a buscarle a Valdemorillo (se había quedado dormido…si hubiese sido en Las Navas se hubiera quedado en tierra). Llaneando por hermosos parajes entre caminos, arbustos y arbolado llegamos a Valdemorillo, realizamos parada técnica para asegurarnos que estamos todos, desprendernos de alguna prenda de ropa ya no necesaria pues la temperatura va suavizándose al entrar la mañana de forma completa y tomar una barrita alimenticia pues llevamos más de tres horas de pedaleo.

Se suceden los kilómetros y no hay incidencias de ningún tipo en esta edición, al contrario que la del 2017 que tuvimos ocho pinchazos, una avería y tres caídas. Sólo presenta dificultad cruzar el río Aulencia entre Villanueva de La Cañada y Villafranca del Castillo, este año nadie se atreve a cruzarlo a nado, al principio lo hacemos cual rebaño de ñus cruzando un desbordante río de la sabana africana, resbalando con barro y con miedo a ser atacados por algún feroz cocodrilo, pero se logra imponer la cordura en el grupo y el resto conseguimos salvar el gran charco con una cadena humana para pasar bicis y ciclistas, nadie llega a mojarse más arriba de la espinilla. Y como digo, no hay pinchazos, no hay caídas, no se retrasa ningún componente del grupo, ni se despista ni se pierde nadie, todos vamos pendientes de todos, no hay ninguna avería mecánica que reseñar, los mecánicos habituales lo agradecen; todo lo cual se traduce en que realizamos una ruta limpia, rápida, a un ritmo superior al de las anteriores ediciones.

Superamos la penúltima rampa dura llegando al alto de las Lomas entre Majadahonda y Boadilla, realizamos la última parada técnica para dar cuenta, en mi caso de un bocata de jamón, y en el de otros de otra barrita, plátano o chocolatina y otros bocatas cuya composición no llego a adivinar. Sin dar tiempo a recoger el mantel, ni comer postre y café, el grupo se vuelve a poner en marcha adquiriendo una inusitada velocidad pues ya se divisan las cuatro torres y la cercanía a los alrededores de Madrid lo cual pone motor a las bicis (aunque algunas lo llevaban desde el comienzo) y da alas a los ciclistas, y con un ritmo trepidante nos adentramos en la Casa de Campo, por la Puerta del Zarzón en la antigua vía pecuaria Senda de las Merinas en el descansadero del arroyo de Meaques, arroyo que abastece el lago de la Casa de Campo y sobre el que se conserva un puente de estilo barroco y gran valor artístico, el puente de La Culebra.

Una vez contemplada la infraestructura del siglo XVIII cruzamos en plato grande y piñón pequeño todo el llano de Casa de Campo y paramos para la tradicional foto de grupo a orillas del río Manzanares, tras una lucha interna, pues el grupo se dividió en dos, unos foto donde siempre y otros foto en el puente, conseguimos reagruparnos para la batalla final, dícese buscar un transeúnte que nos hiciese una foto al grupo completo, volvimos a montar en nuestro carro de combate o pedaleo ( la bici), nos abrimos paso por el Puente del Rey, encaramos la última y temida Cuesta de la Vega,  y sobrepasamos la muralla árabe gracias al doble agente que tenemos en nuestras filas.

En este punto, al pie de La Almudena felicitamos a los recién casados, entramos raudos y veloces por la calle Mayor, despejada de coches, jaleados aplaudidos y vitoreados por el gentío que llena las calles en ambas aceras estos días prenavideños, realizamos al igual que en otras ocasiones una entrada triunfal, apoteósica en la Puerta del Sol. Los Eskaladores castellanos de Las Navas del Marqués han vuelto a reconquistar Madrid 935 años después de hacerlo un Rey castellano.

Cabe destacar que llegamos después de recorrer los 87 kilómetros con una antelación de más de una hora y cuarto sobre el horario previsto, llegada a las 14:15 h., hacemos foto de rigor y testimonial mostrando la bandera de nuestro pueblo en el centro físico-geográfico, turístico y político de España.

Como es tradición, todo el grupo nos personamos en una administración de lotería a adquirir décimos para el sorteo de Navidad, que a buen seguro este año nos tocará y repartiremos la alegría material, que no espiritual, entre nuestras familias por todo el pueblo.

Posterior bajada por la Castellana, no sin antes pasar por el Congreso, lugar de trabajo… o no… de nuestros diputados, para llegar a nuestro destino culinario, el tradicional bocata de calamares del Brillante, allí nos relajamos y recopilamos fotos de la jornada mientras esperamos el bus que sobre las 16:30 h. nos recoja para que nos devuelva al pueblo donde daremos por terminada la cita anual de la reconquista de Madrid doce horas después de haber salido de él.

Una vez más, extraordinaria jornada para el recuerdo de naveros ciclistas para llevar nuestro pueblo, Las Navas del Marqués, su nombre y su bandera con orgullo a la capital del reino de España.

Dejo desde aquí caer la idea, que existen otras poblaciones que podemos conquistar (léase Toledo, Segovia, Ávila, Guadalajara) para llevar nuestro pueblo y su bandera hasta ellas y que sea conocido en todo el contorno geográfico.

Espero y deseo volver a coincidir con todos los participantes de ésta y otras ediciones y alguno más que seguro se sumará a la experiencia de conquistar Madrid en bicicleta y llevar nuestra bandera desde la Plaza del Cristo a la Puerta del Sol.

(José Luis Méndez)

Todas las imágenes que disponemos haciendo clic aquí.

Cosas de un Pueblo no se hace responsable de los comentarios vertidos en la web. Todo usuario que comente por primera vez pasara por un control de aceptación.

1 Comentario

  1. Meyer dice:

    Alfonso VI es rey de la Corona de León.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: